INICIO      LOOKS      EVENTOS      SOBRE MI      CONTACTO                                                 

12 de septiembre de 2017

QUÉ HACER EN MARRAKECH





Como todos sabrán, en agosto tuve unos días libres y decidimos viajar a Marrakech. A pesar de que había estado hace cuatro años en Marruecos y pude visitar ciudades como Casablanca, Rabat, Tánger o Fez, nos apetecía repetir Marrakech y disfrutar más de ella. A continuación, hablaré de todo lo que necesitas saber si te apetece viajar a esta ciudad mágica.

Idioma
El idioma oficial de Marruecos es el árabe, pero como en el pasado fue una colonia francesa, es el francés el que se imparte en la enseñanza superior y también es hablado en la calle. Muchos tienen conocimientos básicos de español y saben lo necesario para una conversación comercial, si vas a comer un restaurante, o si necesitas indicaciones de algún tipo.

Moneda
La moneda oficial de Marruecos es el dírham marroquí. Pagar en euros o dólares también es posible y muy rara vez encuentras algún sitio dónde no puedas pagar así. Su equivalencia con respecto al euro es: 1€ - 10 u 11 dh (dependiendo del día). Cuando digo esto, me refiero a que no todos los días el cambio es el mismo, pero lo normal es que oscile entre los diez u once dírhams.
Lo que sí es importante es dónde cambiar. Lo habitual es que, al bajarte del avión, cambies en el aeropuerto: craso error. Allí saldrás perdiendo ya que del cambio siempre se saca una pequeña comisión y en el aeropuerto es muy alta. Es mejor hacerlo en las casas de cambio que hay en la Plaza de Jemaa El Fna.
También se puede pagar con tarjeta de crédito, pero no es seguro que todos los locales dispongan de un datafono para ello. Encontrarás cajeros automáticos en la plaza y en la zona nueva de Marrakech.

Comida
La comida fue una de las cosas que más me gustó. En la Plaza de Jemaa El Fna hay muchos sitios para comer. Uno de los platos principales es el tajine y es un guiso presentado en una olla de barro con muchas especias (cúrcuma, comino, jengibre y pimentón) y que se puede pedir de pollo o cordero. Va acompañada de varias verduras y papas y se suele servir con pan. El precio oscila entre los tres o cuatro euros, pero es un plato principal que llena bastante.
Otra comida que no puedes dejar de probar es el cuscús. Éste es el plato nacional de Marruecos y se acompaña normalmente de carne o un guiso de verduras (como puede ser el tajine). La guarnición es diferente en cada sitio, pero la tradición bereber es tomarlo con suero de leche como postre. El precio es más o menos como el anterior.
El pan es, como aquí, un alimento que se usa indistintamente para cualquier comida del día. En esta ciudad hay una gran variedad de panes: pan de maíz, pan de cebada, pan de trigo duro, pan de trigo y sémola, pan de aceite de oliva y orégano, o el pan Tafarnout que se hornea en un horno tradicional y encima de piedras calientes. El precio está muy bien, ya que podías conseguir un pan bastante grande por 0’20 o 0’30 céntimos.
Las ensaladas son sencillas pero riquísimas y son a base de tomate, cebolla y cilantro todo picado muy pequeño, aunque también hay más variedades.
Algo que nos encantó fue el kebab. Y pensarás: “bueno, de eso hay aquí también”. Pero no. Es algo que me sorprendió porque curiosamente aquí no lo como jamás, pero en Marrakech tuve la oportunidad de probarlo (aconsejado por nuestra guía) y fue un acierto. Es muy parecido al donner que conocemos todos, pero éste incluye: uno o dos tipos de carne, papas fritas, huevo frito, y ensalada acompañado de una salsa un poco picante. Lo mejor es el precio: 15dh, es decir, ¡1’5€!
Los postres también son algo delicioso y que te recomiendo a probar. La fruta es algo que encontrarás por todos lados: desde los zumos de naranja, a la sandía o el melón. La sirven para desayunar, y también como postre.

Lugares
La Plaza Jemma El Fna: Hay muchos sitios para comer tanto de día como de noche. Está el mercado donde se pueden adquirir muchísimas cosas: desde bolsos, zapatos, ropa  hasta suvenires, joyas y electrónica.

Ksar de Ait Ben Hadu: Se trata de un espectacular poblado de arcilla y pieudra con edificios rodeados por grandes murallas. Eso le da un aspecto que lo convierten en uno de los lugares más bellos de Marruecos.

Gargantas del Todra: Situadas en el lado este de las montañas del Alto Atlas de Marruecos, son reconocidas mundialmente por ser uno de los cañones rocosos más espectaculares.

Ouarzazate: Ouarzazate también es conocida como "El Hollywood de África". En la ciudad hay varios estudios de cine entre los que se encuentran unos de los más grandes del mundo, los Atlas Studios. Ahí se han rodado películas como La momia, Gladiator o Asterix y Cleopatra.

Erg Chebbi: es un desierto precioso donde tuvimos la oportunidad de pasar la noche en un hotel espectacular. Ahí pudimos pasear en dromedario y disfrutar del mejor atardecer que he visto en mi vida. Algo muy peculiar en este desierto es que, si lo ves a cierta distancia, puedes apreciar que hay tres colores diferentes de arena.

Atlas: Es una cordillera que cuenta con la mayor altitud de todo el norte de África. Atravesarlo es bastante tedioso ya que lleva bastantes horas. Pero es una parada obligatoria para disfrutar de las vistas.

Consejos
1)    Con respeto a dónde quedarse, nosotros decidimos quedarnos en riads y, en el desierto, en el único hotel que había. Un riad es una casa familiar reformada para acoger huéspedes. Algunos son muy grandes y pueden albergar hasta ocho o nueve habitaciones, y otros tienen cuatro o cinco. Para disfrutar del centro de Marrakech lo mejor es hacer noche en un riad ya que están cerca de todo el movimiento de la ciudad. Es íntimo, romántico y precioso. El precio, en comparación con el hotel es mucho mejor. La noche en un riad puede salir por treinta euros la noche con desayuno, ¡así que genial!
2)    En Marrakech tienen un dicho que llevan muy a raja tabla y es: “la prisa mata”. Allí no hay prisas, ni agobios para nada. Todos llevan esa premisa consigo cada día, lo que los hace un pueblo tranquilo y pacífico. A propósito de ello quería añadir que, al contrario de las informaciones que se filtran por la prensa, no vi ningún tipo de conflicto. Había un ambiente muy agradable en todos sitios; tienen en muy buena estima al turista; son dados a ayudar y muy alegres.
3)    Como médico debo remitirlos a la web www.viajarsano.com donde pueden informarse de las advertencias que hacen de cada país, y también ver la web de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para seguir sus consejos a la hora de visitar un país extranjero.  
4)    El único inconveniente que tiene este país es que es muy grande. Así que te recomiendo que te armes de paciencia porque para visitar los lugares de mayor interés, necesitas recorrer muchas horas de viaje (en algunas ocasiones hasta once horas).

¡Espero que les haya gustado! Pueden dejarme sus preguntas y comentarios en esta entrada o en un mensaje privado por Instagram. Me encantará responderles y ver sus opiniones sobre este post.

¡Mil gracias!











No hay comentarios:

Publicar un comentario